Páginas vistas en total

jueves, 24 de noviembre de 2011

Evolución personaje / Ner, el caballero del dragón

Como os comenté, Mi segundo gran comics fue: Ner, el caballero del dragón. (El primero fue ROY TAYLOR)
En principio, Ner, era una especie de Tarzán en un mundo prehistórico. Pero, como ya sabréis a estas alturas, lo mío es la ciencia ficción. Así que lo situé en el mundo ficticio de Faunar. 
Faunar es un mundo prehistórico en el cual los humanos conviven con otras razas. Por causa de un experimento fallido, provocado por científicos alienígenas, una niebla mutadora se extiende por la superficie del planeta. Sus efectos conceden una tremenda inteligencia a quién se introduce en ella. Así, los habitantes de Faunar, pasan directamente, de la edad de piedra, a una época de tecnología que incluye naves espaciales, armas atómicas, ciudades futuristas... Pronto en Faunar nacen nuevos grupos dominantes. Se forman clanes y feudos en plan medieval en, los cuales, las armaduras de guerra otorgan la victoria de grandes combates.
En eso aparece Ner. sería otro mas en este planeta, de no ser por que un insecto le picó cuando estaba en la niebla mutadora. El insecto, un Rermo, le otorgó el poder de transformarse en un dragón de proporciones monstruosas a voluntad.
Sí, lo sé. ¿Un insecto Rermo?...¿Que queríais.? era un crío con una enorme imaginación y mucha inocencia.

Aquí está el primer dibujo que hice de la armadura de Ner












 Caimán, el rey Brom y Armadillo. Los colegas de Ner. Fijaros que, para las armaduras, me inspiré en las armaduras romanas de los muñecos Airgamboys. Por esas fechas eran la moda

 
y aquí la versión actualizada del comic. El problema fué que salió a la venta un comic de de la editorial Valiant: X-O MANOWAR que, mira por donde, trata sobre un bárbaro con una armadura de tecnología alienígena. Eso me quitó las ganas de reescribir y dibujar el comic.La ilustración de arriba, junto con algunos bocetos, son los únicos dibujos que realicé de la nueva versión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario